Email: hola@amartpalma.com     WhatsApp: 665 955 755

En esta época de quedadas, comilonas, reuniones, meriendas… hay veces en las que se nos acaban las ideas de qué llevar de detalle a casa del anfitrión. Hace justo un año veíamos una vídeo-receta de Marta Simonet de Mésame Mucho de turrón de chocolate que nos inspiró para preparar el detalle casero perfecto a cualquiera de las quedadas que tuvimos en Navidad.

Preparamos diferentes versiones (¡Cada cuál más deliciosa!) según los gustos de cada uno y quedamos de maravilla en todo los sitios a los que llevamos este rico detalle. ¿Queréis saber de qué os hablamos? ¡Tomad nota!

La base de preparación es esta:

2 tabletas de chocolate negro

1 tableta de chocolate con leche

Mantequilla

Para empezar esta receta de turrón de chocolate, mezclamos las onzas de los dos tipos de chocolate y la mantequilla en un recipiente apto para microondas y calentamos durante unos 2 minutos. Lo importante es que lo vayamos vigilando para que no se queme.

Una vez esté derretido (no del todo), lo sacamos y empezamos a remover. Veréis cómo se termina de derretir con el mismo calor del recipiente y el movimiento de remover.

En este momento es cuando podemos hacer la variación con el ingrediente estrella. ¿Qué podemos introducir para que sea especial? Nosotros solemos hacerlo de:

En todos los casos, lo machacamos para picar (no del todo) y lo mezclamos con el chocolate y la mantequilla derretida.

El siguiente paso de la receta de turrón de chocolate es poner la mezcla en un recipiente para turrón. Los hay de madera, en los que tendremos que poner papel transparente para poder sacar bien el turrón cuando esté preparado; de silicona, que irá genial para sacarlo y para lavar; de metal desechable, perfecto para usar y tirar… Usad el que tengáis en casa o el primero que encontréis al ir a comprar, todos van genial.

Una vez puesta la mezcla en el molde, hay que esparcirla bien para que quede lo más lisa posible. Un truco para que se rompan todas las burbujas que se puedan haber creado es golpear el molde contra la mesa varias veces.

Hay que dejarlo enfriar en frigorífico durante unas 2 horas, hasta que el chocolate se haya endurecido del todo.

Una vez desmoldado, podemos empaquetarlo para llevar como queráis. Recordad lo importante que es el packaging, así que hay que currárselo un poco 😛

Por último, solo os quedará disfrutarlo mucho, mucho. ¿Os animáis a probarlo?

 

Bon appétit y Feliz Navidad!

Pin It on Pinterest

¡Estrenamos web y queremos celebrarlo contigo! Te regalamos un 10% de descuento al suscribirte a nuestra newsletter.

You have Successfully Subscribed!